El Logos de Dios es anterior a la Creación.


ImagenGran colisionador de Hadrones.
»El Señor me poseía en el principio,
ya de antiguo, antes de sus obras.
23 Eternamente tuve la primacía, desde el principio,
antes de la tierra.
24 Fui engendrada antes que los abismos,
antes que existieran las fuentes de las muchas aguas.
25 Antes que los montes fueran formados,
antes que los collados, ya había sido yo engendrada,
26 cuando él aún no había hecho la tierra, ni los campos,
ni el principio del polvo del mundo.
Proverbios 8.22 – 26[1].
En este texto, la Sabiduría de Dios – que puede identificarse con el “Logos” de Juan 1.1- claramente dice que Dios es (existe) desde antes de todo los creado y también que fue Él quien con su sabiduría hizo todas las cosas.

STUDY. Nínive y Berlín, crónica de dos caídas anunciadas.


Imagen

En 722 a.C. Sargón II de Asiria invade la región de Canaán hasta sojuzgar al reino de Israel, llevando al pueblo de Israel (el Reino del Norte) cautivo.
1 El año en que el comandante en jefe enviado por Sargón, rey de Asiria, fue a Asdod, atacó esa ciudad y la conquistó. Is 20 NVI  
De la ciudad de Samaria no quedó nada: habitantes, cultura, memoria. La crueldad de los Asirios quedó documentada en varios documentos de la época y también en la Biblia.
Sobre Asiria El Señor dice:
«¡Ay de Asiria, vara de mi ira!
    ¡El garrote de mi enojo está en su mano!
Lo envío contra una nación impía,
    lo mando contra un pueblo que me enfurece,
para saquearlo y despojarlo,
    para pisotearlo como al barro de las calles.
Pero esto Asiria no se lo propuso;
    ¡ni siquiera lo pensó!
Sólo busca destruir
    y aniquilar a muchas naciones.

Apacienta mis ovejas


Image

15 Cuando terminaron de comer, Jesús le dijo a Simón Pedro: «Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos?» Le respondió: «Sí, Señor; tú sabes que te quiero.» Él le dijo: «Apacienta mis corderos.» 16 Volvió a decirle por segunda vez: «Simón, hijo de Jonás, ¿me amas?» Pedro le respondió: «Sí, Señor; tú sabes que te quiero.» Le dijo: «Pastorea mis ovejas.» 17 Y la tercera vez le dijo: «Simón, hijo de Jonás, ¿me quieres?» Pedro se entristeció de que la tercera vez le dijera «¿Me quieres?», y le respondió: «Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero.» Jesús le dijo: «Apacienta mis ovejas.

Juan 21, Reina Valera Contemporánea (RVC).

Para poder apacentar a las «Ovejas» es necesario amar al Señor más que el común de los creyentes. Es necesario, porque tarde o temprano las ovejas cansan al más mentado de los Pastores, solo el amor a Dios puede impulsar a un hombre a hacer el trabajo de trabajar con la congregación.

Apacentar: Pacer, pastar, pastorear[1]

En una sociedad de la época de Jesús, no hacía falta que nadie explique cómo era el oficio del pastor. Pero hoy, en los albores del S XXI, en una gran ciudad, este oficio es desconocido.

Sigue leyendo

Demostrando el Amor a Dios de manera efectiva.


Cuando un hombre ama a una mujer:

1. Le dedica atención: piensa en ella, le escribe, la llama. Quiere saber como piensa que quiere y como complacerla.

2. Le dedica tiempo: La pasa a buscar, la lleva a comer, la acompaña.

3. Gasta dinero y se ocupa de sus necesidades.

El mismo esquema, con algunas variantes se aplica a la familia, el auto, la profesión, los hijos, los amigos, el deporte, etc.
Sigue leyendo