Reflexión. ¿Hace falta creer en Dios para ir al Cielo? By Fabian Massa


La pregunta la habría hecho el periodista Eugenio Scalfari (agnóstico), fundador del diario «La Repubblica». El Papa le respondió en una carta abierta: «Dios perdona a quien obedece su propia conciencia»

Imagen
La carta de cuatro carillas está dirigida a los no creyentes. El Papa se contradice a si mismo , ya que por un lado dice:
» La misericordia de Dios no tiene límites si se le dirige con el corazón sincero y arrepentido» «la verdad, según la fe cristiana, es el amor de Dios por nosotros en Jesucristo y por tanto la verdad es una relación».
Sigue leyendo

REFLEXIÓN. ¿Cómo orar cuando estoy desanimado?. By Fabian Massa


 Imagen
Muchas veces me ha pasado que me siento mal de ánimo, por algo que quiero y no lo puedo conseguir. Ante éstas situaciones, las cosas peligrosas para nuestra alma son: 
1.      Caer en la queja
2.      Malhumorarse
3.      Desanimarse
4.      Perder la fe y la esperanza
5.      Caer en una mala actitud
6.      Discutir con todo el mundo
7.      Enojarse con Dios y perder la gracia y la bendición
8.      Cuando llegamos a este punto, ya estamos en un verdadero DESASTRE .

STUDY. La Presencia de Dios rompe cadenas.


biblia

Sermón del sábado 03 de Agosto de 2013. Iglesia Rey de Reyes de Belgrano, Buenos Aires – Argentina.

 
Recién llegado de la ciudad de Dallas (EE. UU) el Pastor Claudio Freidzon predicó sobre la vital importancia que tiene para nuestra vida espiritual el entender la diferencia entre El Poder de Dios y La Presencia de Dios.
El ya había predicado sobre esto el sábado 21 de Julio de 2013 en nuestra Iglesia[1] y llevo este mensaje fundamental a la ciudad de Dallas, donde compartió la plataforma con el salmista Marcos Barrientos.

1.     El pastor comenzó la reunión recordándonos que:

a.       En La Presencia de Dios se rompen las cadenas de opresión: Las grandes victorias se obtienen en la adoración y la alabanza.

“El Soplo de Dios”. Sobre un sermón del Pastor Chad.


Culto sábado 27 Jul. 2013-07-28 Iglesia Rey de Reyes de Belgrano, Buenos Aires- Argentina.

El culto central del sábado fue ministrado por los pastores Chad Mc  Cabe con la asistencia y traducción del pastor  Meny Escobar.
 Imagen

A.     Introducción

El pastor Chad inició su disertación afirmando que:

1.       “Cuando hay corazones hambrientos de Dios, la Presencia del Señor desciende con Poder”

Jesús mismo instaba a los discípulos y al pueblo a estar atentos (para “ver” y oír”) lo que Dios dice[1], por lo tanto la actitud que tengamos en el culto son determinantes para nosotros: Si estamos en una posición expectante, atentos  a lo que Dios va a hacer y a decir a través del ministro, sin dudas recibiremos mucha bendición durante la ministración.
La recomendación del Maestro está indicando que la Voluntad del Señor siempre es el tocar a la congregación con el soplo de Su Espíritu Santo y que está en nosotros el prepararnos adecuadamente para recibir ese maravilloso “Toque refrescante de Dios”.

Los Nombres de Dios. 1° Parte


 

Libro del Éxodo 3.13- Parasha Shemot

          «13 Y dijo Moshé a Elokim[1]; He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo, El Elokim de sus padres me ha enviado a ustedes; si ellos me preguntaren; ¿Cuál es su nombre? ¿Qué les responderé?»
         14 Y Hashem[2] dijo: «Eheie asher Eheie», Y Él dijo: «Así dirás a los Hijos de Israel: Seré me ha enviado a vosotros». 15 También le dijo Dios a Moshé (Moisés): «Así dirás a los Hijos de Israel: El Eterno, el Dios de vuestros antepasados, el Dios de Abraham, el Dios de Itzjak (Isaac) y el Dios de Iaacov (Jacob), me ha enviado a vosotros. Éste es Mi Nombre por siempre, y éste es Mi recuerdo, de generación en generación.

¿Por qué Dios habla en plural y dice «Hagamos al hombre a nuestra semejanza»?


¿Por qué Dios habla en plural y dice «Hagamos al hombre a nuestra semejanza»?

Para nuestra concepción cristiana la respuesta es obvia, Se trata de la Trinidad. Pero sabemos que desde una postura literaria y cronológica, para el autor de Gen. el concepto de Trinidad aún no había sido acuñado. Los principales comentaristas judíos de la antigüedad tenían este concepto.